Untitled Document

Untitled Document

inicio

 

Untitled Document

  Cerámica ritual           

El juego de aire está conformado por un grupo de 12 pequeñas figuras de barro (de entre 5 y 8 centímetros de alto): nueve de animales considerados dañinos (dos víboras, alacrán, ciempiés, lagartija, araña, sapo, coyote y toro), dos figuras humanas que representan al curandero y al enfermo, y un silbato con forma de paloma (huilota). Todas las figuras están pintadas de blanco; la cama del enfermo y los rostros de animales y humanos son de color rosa. Si el juego de aire está destinado a la curación de un niño, las figuras se decoran con líneas rojas; si es para la curación de un adulto las líneas son negras. En ambos casos el acabado final es un poco de diamantina.

Coyote y toro.

Tlayacapan, Morelos.

Juego de aire.

Tlayacapan, Morelos.

Curandero, enfermo y silbato huilota, escala.

Tlayacapan, Morelos.

Curandero y enfermo.

Tlayacapan, Morelos.

Sapo y lagartija.

Tlayacapan, Morelos.

Ciempiés, alacrán y araña.

Tlayacapan, Morelos.

Víbora estirada y víbora enroscada.

Tlayacapan, Morelos.

Araña.

Tlayacapan, Morelos.

Huilota en escala

Tlayacapan, Morelos.

 

Los juegos de aire son uno de los tipos de cerámica ritual producida con métodos tradicionales por la familia de María del Refugio. Sobre esta producción artesanal que se ha transmitido durante varias generaciones a través de las mujeres, ella nos cuenta:

Yo aprendí el trabajo que hace mi madre, lo aprendí desde el... como a los 8 años empecé a trabajar con ella. Me gustó porque ella ya lo hacía, ella lo empezó a trabajar desde el año 1931. Eh... de ahí, pues ya ella fue haciéndolo; lo fue haciendo porque mi abuelita, ella era la que curaba. Mi abuelita se llamaba Virginia Cervantes Portillo y ella es la que acá, en esta casa, aquí ella curaba. Entonces, como hacía sus curaciones del mal aire, ella mandaba a hacer todo, todas las figuritas del mal aire. De ahí, mi mamá llegó y en el año 1931 ya empezó a trabajar ella. Le empezó a enseñar, y empezó a trabajarlo. Ah... tiene poco que dejó de trabajar, tendrá como unos... unos diez, diez o ocho años que dejó de trabajar. Su último trabajo que hizo pues lo conservamos.

 

 

En las secciones de relatos y de entrevistas se pueden leer y escuchar muchas más de las palabras de María del Refugio.

La descripción del ritual en el que se utilizan estas figuras de cerámica, el análisis sus elementos simbólicos y su relación con mitos e iconografías, pueden consultarse en la sección de ritual curativo.

Para ver algunas de las otras figuras de cerámica producidas por estas artesanas, pulse aquí.

 

 

Untitled Document

numly esn 71684-100526-633980-42Creative Commons License
This work
is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported License.